¿Cómo llevar el control de las cobranzas administrativas de una empresa?

En este artículo te mostraremos algunos tips para seguir al mando.
23 Jul, 2020
En este artículo te mostraremos algunos tips para seguir al mando. 23 Jul, 2020

Es uno de los procesos más delicados en el manejo de una empresa: tomar el teléfono y gestionar cobranzas administrativas. Muchas veces, los ejecutivos a cargo consideran que recaudarlas es todo un arte, ya que requiere del dominio de diversas destrezas en el campo de la negociación.

 

 

Un error en la tipificación del cliente, la falta de seguimiento o incluso una mala elección de palabras durante una conversación pueden hacer que pierdas el control de cobranza. Es por eso, que en este artículo te mostraremos algunos tips para seguir al mando.

 

 

Prevención

 

Una de las estrategias más efectivas es atender el problema antes de que surja. Las actividades preventivas servirán para reducir la morosidad, ya que el mejor control de cobranza es llevar una correcta administración de los clientes que tienen sus pagos al día.

Entre las medidas proactivas para bajar las tasas de endeudamiento se encuentran: educar al cliente sobre las características del crédito, establecer fechas de pago beneficiosas para ambas partes, así como también, tratar los reclamos de manera oportuna. Es importante tener en consideración que un buen servicio genera una mayor cultura de pago.

 

 

Tipo de cliente

 

Analizar el rubro, el mercado de la empresa y cuál es su nivel de riesgo, llevará a establecer tanto un perfil como un diagnóstico de la deuda. De esta manera, al conocer el comportamiento de pago y las razones de su morosidad actual, el gestor de cobranzas podrá determinar de mejor forma cuáles son los procedimientos a seguir. Por ejemplo, si un cliente quiere y puede pagar, con una simple negociación se estará más cerca de cerrar un compromiso de pago y reactivar al cliente.

 

 

Enfoque en los acuerdos

 

No manipular, ni eludir la confrontación son tips fundamentales para lograr un trato. Alinear los intereses de la empresa con los del cliente, requiere de observación y capacidad para diseñar opciones. Hay que evaluar cuáles son los tipos de soluciones de conflictos y si estamos realizando una buena negociación. En este sentido, establecer facilidades de arreglo y emitir reconocimientos de desempeño pueden hacer que el cliente mejore su comportamiento de pago.

 

 

Seguimiento

 

Hay que mostrar consistencia en el tiempo. Registrar las acciones, analizar si están siendo coordinadas y monitorear los avances puede definir el éxito o el fracaso de una cobranza administrativa. Este seguimiento se genera de manera óptima contando con herramientas como lo son los sistemas online, donde se ingresan todas las acciones y gestiones realizadas, de esta forma se tendrá un historial por cada cliente.

 

Sin duda, estaremos más cerca de un acuerdo si es que conocemos el problema de raíz y registramos el historial de acciones realizadas. Los reportes frecuentes son clave para el seguimiento de cartera: desde el primer contacto telefónico hasta las reuniones presenciales.

 

Un buen plan de control de cobranzas será vital para administrar las cuentas de los clientes y consolidar el pago. Como revisamos, la gestión debe anticiparse a la morosidad, lo que ayudará a disminuir las facturas impagas y agilizar las cobranzas administrativas.


Compartilo en
CyH Asociados © 2022. Hecho en WEARE