En un mercado recesivo la tercerización de las cobranzas de una empresa a es una buena opción

En este contexto económico, la tercerización de la cobranza es la mejor inversión que puede hacer cualquier empresa
05 Aug, 2020
En este contexto económico, la tercerización de la cobranza es la mejor inversión que puede hacer cualquier empresa 05 Aug, 2020

En un mercado recesivo caen las inversiones, la confianza crediticia se va al piso, aumenta la tasa de interés y baja la de inflación, disminuyendo el consumo y las ventas de la mayoría de productos del comercio nacional. En este contexto económico, la tercerización de las cobranzas de una empresa es la mejor inversión que puede hacer cualquier empresa, por dos razones:

 

 

  1. Disponibilidad de tiempo y fuerza laboral

 

En medio de un mercado recesivo, cualquier firma – por grande o pequeña que sea – debe centrarse en implementar estrategias que le permitan hacer frente a las consecuencias negativas que supone y disminuir el impacto sobre su economía interna. Esto, sin perder las cuentas por cobrar, ni tampoco los clientes. Una gestión de cobranza efectiva le permite a la empresa disponer de tiempo para dedicar toda su fuerza laboral a potenciar el negocio y a hacerle frente a la crisis, mientras que personal experto se concentra en recuperar las cuentas vencidas, manteniendo un contacto cortés y efectivo con sus deudores morosos.

 

 

  1. Es una inversión a corto plazo

 

Como ya lo sabemos, durante un mercado recesivo la economía nacional desciende súbitamente, el PIB cae de manera exagerada y los índices de interés se disparan, dándole a cualquier cartera por cobrar la denominación de dudoso recaudo. Sin embargo, tercerizar la gestión de cobranza garantiza el cobro de esas cuentas a través de las mejores herramientas tecnológicas e implementando estrategias acorde a la crisis económica, a cambio de un modesto porcentaje sobre el valor de la deuda recuperada.

 

Si se tienen en cuenta los costos en los que incurriría una empresa al disponer de sus empleados para llevar a cabo una gestión de cobranza efectiva, o al contratar personal para que se dedique exclusivamente a hacerlo , una comisión por cuenta cobrada es una excelente inversión, pues se obtiene a cambio un capital con el que ya no contaba. Además, se evitará el caro proceso de reclutamiento, capacitación y manejo de empleados, sin contar con las adecuaciones de infraestructura que sea necesario realizar para que el departamento de cobros funcione.

 

Básicamente, la tercerización de la gestión de cobranza le permite a la empresa recaudar de manera eficiente las cuentas vencidas, usando los conocimientos de personal experto, tecnología de punta y estrategias de cobro aptas al contexto económico de un mercado recesivo (en el que a las deudas hay que darles un tratamiento especial). Todo, sin perjudicar a los clientes ni dañar las relaciones con ellos, pero tampoco incurrir en mayores gastos.

 

Dos simples razones demuestran que la mejor decisión que puede tomar una empresa es tercerizar la gestión de cobranza a deudores morosos, pues al hablar de ahorrar dinero, tiempo y esfuerzos en un contexto económico difícil, hablamos en términos de rentabilidad. Sin embargo, hay que tener en cuenta ciertos aspectos a la hora de elegir la compañía de outsourcing de cobranza, entre los cuales se encuentran su nivel del desarrollo tecnológico, su capacidad de tramitar grandes volúmenes de cobro en cortos periodos de tiempo y la pericia de sus operadores.


Compartilo en
CyH Asociados © 2022. Hecho en WEARE